GRUPO TENDENCIA

Flavio Fridegotto, asimilado de la valencianidad

Flavio Fridegotto, asimilado de la valencianidad

http://www.tendencia.com/2007/flavio-fridegotto/

Flavio Fridegotto, asimilado de la valencianidad

Perfiles

1 marzo, 2007

DONDYK+RIGA

El apellido Fridegotto tiene más de sesenta años acunado en Valencia. Siete hermanos lo han elevado, dedicando sus vidas al trabajo duro, entre ellos Flavio, un italiano nacionalizado que vino a Venezuela en la década de los sesenta y que hoy merece el respeto de Carabobo en pleno. El motivo: innumerables y sólidas empresas que se han mantenido a lo largo de los años y el hecho de presidir en la actualidad Fedecámaras Carabobo, una institución casi extinta que revivió bajo sus manos emprendedoras. Pero la trayectoria de Flavio Fridegotto va mucho más allá. Aunque estudió hasta el séptimo grado, logró entrar en la Escuela de Hotelería de Zurich, pero la decisión de emigrar lo obligó a dejar sus estudios y probar suerte en el continente americano. No fue necesario un diploma para el éxito. Empresas como la cadena de Ferreterías Fridegotto, Ferretería Industrial, Industrias Jimmy, Hevenca, algunas discotecas en Maracay o Equipos Hidraúlicos y Electromecánicos Venezolanos lo ratifican: “Soy un carrizo muy optimista. Toda la vida en mi familia hemos tenido un lema que nos dio mi padre, un hombre con diez hijos que, en plena guerra, luchó para levantar a su familia: Si la montaña no viene a uno, uno debe ir a la montaña”. Flavio extrapoló su sobresaliente habilidad para los negocios hacia el ámbito gremial y deportivo. En los últimos años veinticinco años ha dirigido instituciones como la Cámara de Comercio de Valencia, el Consejo de Coordinación Empresarial de Carabobo o Consecomercio. Fue creador y fundador de la Liga Especial de Baloncesto, de la Asociación Deportiva Isbélica y la Liga Especial del Carabobo Basketball Club, hoy convertida en la Liga Profesional de Venezuela. Siempre en la búsqueda de nuevas actividades, su nuevo orgullo es la Finca Carbonara, principal productora nacional de peces ornamentales, que exporta a todo el territorio nacional y a países como Canadá, Italia, Estados Unidos, Alemania y Noruega. Lo más admirables es que, pese a sus honorables canas, el espíritu de Flavio Fridegotto está más joven que el de cualquiera: “En Valencia lo único que me falta ser es cura y gobernador. Esta tierra le ha dado una oportunidad a todos los venezolanos y también a los que venimos de afuera, más que ningún otro país del mundo. Quien no logró ser alguien en Venezuela fue porque no quiso. A pesar de la situación que estamos viviendo, éste sigue siendo el mejor país del mundo”. C.W.