GRUPO TENDENCIA

Familia Larreal, vértices de la seguridad

Familia Larreal, vértices de la seguridad

http://www.tendencia.com/2007/familia-larreal/

Familia Larreal, vértices de la seguridad

Perfiles

1 Diciembre, 2007

DONDYK+RIGA

La historia de cómo Víctor Larreal y Ana Socorro de Larreal fundaron Favinca es bastante peculiar. Ella era jefe del cuerpo de médicos de Corpozulia. Él, administrador. A finales de los ochenta decidieron buscar un negocio para complementar su economía y, sin saber nada al respecto, terminaron involucrados en el área de seguridad. Hoy su empresa, Favinca, figura entre las cinco grandes pioneras de Venezuela en materia de seguridad electrónica. Cuando la necesidad es un cableado estructurado, instalación de redes, circuitos de vigilancia, sistemas de protección contra instrusos, prevención de incendios, monitoreo o control de acceso, sólo basta nombrarlos para encontrar la solución: “Teníamos un amigo llamado Henry García, quien instalaba alarmas. Nuestra idea originalmente fue vender kits de seguridad de puerta en puerta. Pero como cuando empezamos había poca competencia, los trabajos importantes llegaron de inmediato. El 21 de marzo de 1988 nos estrenamos instalando los intercomunicadores del edificio Andrea Inés. Cuando nos dieron los planos no sabíamos si estaban al derecho o al revés”.

Pero la capacidad de responder con optimismo ante los retos fue el catalizador principal de Favinca, que hoy tiene en su haber trabajos de gran envergadura: “Nos enorgullece que el nombre de la empresa esté relacionado con instituciones de la talla del BOD, el Aeropuerto de Maiquetía o el Puerto de Maracaibo. El que ellos confiaran en nosotros nos redimensionó como profesionales”. En 1998 sus hijos, Gustavo y Roberto Larreal, se integraron a la fuerza productiva de la empresa para llevarla a una nueva etapa. Gustavo comenta: “Crecí en Favinca. Empecé como office boy a los dieciocho años haciendo depósitos en el banco a pie. Hoy dirijo el departamento administrativo”. Roberto, por su parte, dejó atrás los días cuando jugó béisbol profesionalmente, para apoyar a una familia que necesitaba de su mente visionaria: “Mi labor ha sido principalmente extender las operaciones de Favinca hacia otros estados del país”. Juntos como familia y unidos como un equipo de trabajo Víctor, Ana, Roberto y Gustavo Larreal son los cuatro pilares de Favinca. Cuando los vínculos son seguros, todo queda en familia. – C.W.