GRUPO TENDENCIA

“Tato” Martínez y Guillermo “Moralito”, ojos del fútbol regional

“Tato” Martínez y Guillermo “Moralito”, ojos del fútbol regional

http://www.tendencia.com/2005/tato-y-moralito/

“Tato” Martínez y Guillermo “Moralito”, ojos del fútbol regional

Perfiles

1 julio, 2005

DONDYK+RIGA

La cancha es terreno de héroes y caídos; de jugadas que pasan a la historia y jugadores que son la historia misma; la cancha es terreno de emociones y en el momento crucial es terreno del árbitro, ojos, voz y voto: Moralito y Tato son, de la cancha futbolística venezolana, de los ojos más respetados. Nacido en Maracaibo y jugador de las ligas de fútbol de La Universidad del Zulia, Guillermo Moralito dejó de lado su carrera de ingeniería para asumir dos roles que le han llenado de satisfacción: el de cabeza de familia y  el de árbitro de primera división: “Yo vi las cosas con vocación”, recuerda de cuando ingresó al Colegio de Árbitros y de allí a la Comisión Nacional de Árbitros. Su buena técnica le mereció alcanzar un nivel principal de segunda división y de allí el de árbitro asistente de primera, con lo cual su experiencia es a escala nacional: “Tengo el privilegio de que en este difícil arte del arbitraje he hecho demasiados buenos amigos en varias partes de Venezuela”.

De origen colombiano, Tato conoció a Moralito en esa misma aventura llamada arbitraje, años atrás, cuando ni pensaba alcanzar el nivel de principal de primera división. Su reconocida técnica le valió la posibilidad de convertirse en árbitro internacional, pudiendo asistir a campeonatos de la FIFA. Sin embargo, tanto Moralito –quien ha recibido en repetidas ocasiones el reconocimiento como mejor árbitro del Zulia e incluso como mejor árbitro nacional en 1995– como Tato –quien arbitró un encuentro entre sus dos patrias, Colombia y Venezuela e igualmente es merecedor del reconocimiento del medio– han dedicado sus carreras a la elevación de la calidad del fútbol en el Zulia: “Acá es preferible que te vean jugar béisbol que fútbol”, siendo Moralito asistente en la conformación y estrategia de equipos de empresas privadas, así como árbitro de distintos equipos a nivel amateur; y siendoTato coordinador de encuentros intercolegiales e interclubes y empleado de la Alcaldía de Maracaibo. Ambos integran una exclusiva lista en este deporte que se crea auge en un país con otra cultura deportiva; ambos reconocen que, para llegar donde han llegado: “Tiene que ser un trabajo en familia”, la familia que integra la escalada venezolana en el fútbol  mundial. E.R.