GRUPO TENDENCIA

La Rosticceria, un rincón de Italia en Maracaibo

La Rosticceria, un rincón de Italia en Maracaibo

http://www.tendencia.com/2005/la-rosticceria/

La Rosticceria, un rincón de Italia en Maracaibo

Perfiles

1 julio, 2005

DONDYK+RIGA

En el seno de un hogar de raíces italianas hay dos cosas que son fundamentales: la familia y la buena mesa. El caso de los Romano no es la excepción de la regla; este equipo unió fuerzas para fundar en un local que sorprende por su acogedor encanto y que se ha consagrado bajo el nombre de La Rosticceria. Rosella Romano, encargada de supervisar la calidad de la comida y el menú de cada día, cuenta cómo nació este proyecto: “Siempre hemos sido apasionados por la comida. Cuando viajamos nuestro mayor placer es conocer los restaurantes del lugar. Tanto a mí como a mi hermana Nina nos encanta cocinar en casa. Un día pensamos que si lo que hacíamos le gustaba tanto a nuestro amigos, podría gustarles también a los demás”.

Con el apoyo de su esposo Roberto, La Rosticceria se convirtió en un hecho. El cuñado de Rosella y Nina, Renato Casarín, concibió la remodelación del local y le dio ese carácter único, ese calor de hogar que invita a visitarlo una y otra vez. Juntos forman un equipo que trabaja en perfecta simbiósis, donde cada quien asume su trabajo y lo realiza con amor y dedicación. Gracias a ello lograron superar las adversidades y conquistar los paladares de sus visitantes: “Inauguramos en septiembre del 2002 y poco después estalló el Paro Cívico. Fue un comienzo complicado, pues en ese momento había muchas carencias, sobre todo de ingredientes, pero la gente nos apoyó, nos dio la oportunidad y siempre les estaremos agradecidos”.

La Rosticceria es un lugar versátil, pues ofrece comida, delicateses, panadería y repostería, almuerzos y comida para llevar. Sus canapés y dips se han convertido en una solución práctica y deliciosa para reuniones personales: “Podemos organizar desde una cena para dos hasta un banquete”. En tiempos como los que corren, cuando nadie tiene un segundo de sobra, es muy bonito contar con un lugar que ofrece pasapalos a la altura de los más distinguidos invitados, pero que conservan ese sabor a hogar. Prácticamente todo es producción propia y el ojo de alguno de los dueños siempre está atento: “Nuestro secreto es que cocinamos como si estuviéramos en casa. No nos medimos con la calidad de los ingredientes. Nuestra clientela es leal y en La Rosticceria los tratamos como se merecen: como verdaderos amigos”. – C.W.

Twitter | Instagram | Facebook