GRUPO TENDENCIA

Mirella Righi de Carli, italiana fuera de serie

Mirella Righi de Carli, italiana fuera de serie

http://www.tendencia.com/2000/mirella-righi-de-carli/

Mirella Righi de Carli, italiana fuera de serie

Perfiles

1 octubre, 2000
Perfil_Tendencia_7_Mirella_Righi_de_Carli_1

DONDYK+RIGA

Esta señora… Mirella Righi de Carla, es la dueña de Bambi Café. A muchos les parecerá conocida su cara, a otros no. Lo cierto es que es una italiana fuera de serie, porque tiene una forma de ser muy especial, porque su historia es diferente…Vino a acompañar a su esposo Jeancarlo, a quien habían contratado para fabricar pozos y tanques petroleros (en el complejo Petroquímico El Tablazo), llegó el 22 de Mayo de 1972; venia por poco tiempo y ya tiene 28 años aquí.

Es una mujer admirable por su increíble carácter, siempre atenta, amable y cordial. Se encontró a si misma en este país porque piensa que ni ella ni su vida serian las mismas si regresara a Italia. Dice que aquí hallo la calidez humana, 10 nietos, que le encantó la forma de los venezolanos, y que no cambia el rico calor del trópico por los helados aires del invierno italiano. Nació el 16 de abril de 1937, en Rimini, la playa mas popular de una de las zonas mas pobladas y animadas de Italia. A sus 63 años tienen una frescura primaveral, una sonrisa espléndida siempre la acompaña, el optimismo es lo que mejor la representa, es una persona demasiado positiva que vive convencida de que lo imposible encuentra solución en la ayuda de alguien.

Para ella las demás personas son muy importantes y es por eso que odia a la gente que trata mal a sus trabajadores, no le molesta que le pidan prestamos porque para Mirilla quien trabaja a su lado tambien es familia suya. Es bromista, puntillosa y no tiene complejos; difícilmente se molesta y cuando tiene rabia, llora; no recuerda desde cuando no va al cine, dice que se aburrió pues en su juventud veía 3 películas diariamente. Colecciona muñecas de barro y platos. Le gustan las flores y en el jardín, de su enorme casa, le prenden todas las plantas que se le ocurre sembrar.

Normalmente no trabaja ni sábado ni domingo es mis dormilona, sin embargo, su animo voluntarioso y las ganas de hacer de todo le dejaron levantar personalmente un negocio caido solo con constancia, trabajo y buenas ideas. Jean Carlo, su esposo, tiene 67 años, y llevan 40 años casados. Su hijo mayor Jeanluca administra los tres Bambi Café; sus hijas Carla y Cristina al lado de sus esposos y Caterina se encargan de atenderlos.

Como buena católica nunca falta a la misma de medianoche del 24 de diciembre, seria una ofensa el que algún miembro de la familia deje de asistir. No le gustan las celebraciones pero la cena de nochebuena es inquebrantable. Eso si, dice que no existe comida como la italiana en sencillez, sabor y variedad. Conoce Venezuela mejor que a su país y aunque en sus documentos sigue siendo extranjera, su nacionalidad sentimental es “venezolana de pura cepa”…